Accede a nuestra página web

Accede a nuestra página web
Mayor Salud

sábado, 21 de junio de 2014

La historia de Juana. "DEMENCIA"

Hace una semana me consulta el hijo de una paciente, muy angustiado, comentándome que su madre, de 89 años, había cambiado totalmente su forma de ser. Ella era una mujer muy tierna, dulce y cariñosa mientras que en los últimos días se había vuelto inexplicablemente nerviosa, irascible, contestadora y muy agresiva.
El hijo estaba muy triste ya que pensaba que su madre padecía de una demencia senil irreversible y hasta estaba pensando en internarla en un geriátrico.
Le comento que es mejor que se haga unos estudios de sangre y orina antes de tomar cualquier decisión con la medicación,  que me viera nuevamente con los resultados y con su madre en el consultorio.
Al cabo de una semana todo estaba peor. La paciente no dormía de noche, de hecho sufría alucinaciones visuales (veía parientes que ya habían fallecido, hormigas y cucarachas por las paredes). También tenía alucinaciones auditivas (escuchaba voces y ruidos inexistentes).
Al examen físico se encontraba desorientada, no sabía en qué año estábamos así como tampoco el nombre del país ni de la ciudad.
En el laboratorio padecía una infección urinaria importante por lo que le indiqué al angustiado hijo que todo esto se debía a la infección urinaria y que su madre no tenía ningún indicio de demencia senil.
Al cabo de 3 días de tratamiento antibiótico el hijo pasó por el consultorio para agradecerme mucho haber tratado a su madre ya que ésta había vuelto a ser la misma de antes y que no recordaba nada de aquellos días donde había padecido la enfermedad.
Conclusión: la demencia senil, una posibilidad de internación geriátrica y la angustia familiar se solucionaron con 3 días de antibióticos.
Es muy importante que un médico especialista en adultos mayores pueda examinar este tipo de pacientes ya que los síntomas son distintos a los del resto de la población. Normalmente alguien joven posee síntomas urinarios de infección como ardor o dolor al orinar así como también fiebre o escalofríos. En el adulto mayor los síntomas son demencia, agresividad, angustia y a veces negativismo a comer o tomar líquidos. Lo que denota una situación muy grave ya que esto los puede llevar a la desnutrición y a la deshidratación.
En el consultorio médico Mayor Salud nos dedicamos exclusivamente a este tipo de pacientes y sabemos reconocer la sintomatología diferente que poseen esta población.

Así como el niño posee un especialista dedicado a su situación especial (pediatra) el adulto mayor también tiene un especialista acorde a su edad (geriatra).Mayor Salud Consultorios Médicos info@mayorsalud.com.ar 

1 comentario:

  1. Dr ayuda, mi mama tiene demencia y a principio de este año perdió la cordura total, hoy se le ponen pañales, come papilla y camina muy poco, gracias desde México

    ResponderEliminar