Accede a nuestra página web

Accede a nuestra página web
Mayor Salud

sábado, 13 de septiembre de 2014

La rueda.

paisaje de atardecerUna mañana de frío y sol, de esas que amo, estaba sentado en el colectivo y frente a mí se había sentado una anciana a quien acompañaba un hombre joven, presumí yo que era su hijo.
La anciana llevaba un bastón de los que tienen tres pequeñas patas, pero aún así se agarraba con fuerza -la que podía- al brazo del hombre.
No pude evitar mirarla y ver en ella una fragilidad que me conmovió. La anciana se aferraba con una mano a su bastón y con la otra a su hijo. Cierto es que el movimiento de un colectivo no ofrece estabilidad, pero yo sentí que esa mujer se sentía insegura, frágil e inestable todo el día y todos los días.
Me produjo una infinita piedad ver esa imagen, ella tan frágil, él tan seguro, ella mucho mayor que él y pareciendo tan pequeña. De pronto la anciana habló y con voz temblorosa y una mirada muy dulce le dijo a su hijo:
-Es que yo con vos me siento más segura ¿sabes? -Casi como justificando que su mano no le soltara el brazo. Pareció una disculpa más que un comentario.
Él asintió con la cabeza y yo, comencé a pensar en cómo la vida se parece a una rueda.
Esa mujer hoy anciana, insegura aún sentada, con un bastón y su hijo sosteniendo su mano, fue por mucho tiempo el sostén de ese hombre. Ese hombre hoy adulto fue, en algún momento, un bebé indefenso y frágil. Ella cuidó de él y ahora él cuida de ella.
Imaginé cómo habría sido la vida de esa mujer que seguramente en muchos puntos es igual a la de cualquier madre o padre. Parió a su hijo, lo cuidó, lo amó, no durmió por él, le enseñó a caminar, las primeras letras, lo ayudó a aprender a andar en bicicleta. Luego compartió sus estudios, celebró sus éxitos y se entristeció con sus derrotas. Contuvo sus lágrimas, escuchó su llanto, consoló su corazón. Lo albergó y también lo dejó libre. Le dio las herramientas para que ese pequeño fuese el hombre que hoy estaba parado junto a ella, cuidando su fragilidad.
Es conmovedor ver cómo a medida que pasa el tiempo, todo se va transformando hasta llegar un momento en el que pareciera ser que todo es similar al principio.
El comienzo de una vida, por paradójico que parezca, tiene algo de parecido al final. Tanto en un estadio, como en el otro, dependemos de aquellos que nos aman y no sólo de sus cuidados, sino del amor que nos prodiguen.
Cuando somos pequeños nuestros padres nos toman de la mano y así, tanto literalmente, como metafóricamente, nos enseñan a caminar por la vida. Cuantos más ancianos somos, también nos toman de la mano, esta vez para ayudarnos y también para guiarnos.
Cuando somos pequeños nuestros padres se parecen a héroes que todo lo pueden y los observamos con amor y con admiración sabiendo que nos cuidan y nos defienden. Al pasar los años, esos héroes van envejeciendo y necesitan ser cuidados y defendidos por aquellos a quienes ellos formaron y protegieron.
El paso poco firme, el temor, en algunos casos el no poder valerse por uno mismo, son puntos en común entre la niñez y la vejez. En el principio de nuestras vidas, como al final del camino necesitamos imperiosamente de quienes están a nuestro lado.
Mis ojos no pudieron dejar de mirar a la anciana hasta que, con mucha dificultad, bajó del colectivo.
La perdí de vista, pero en mis pensamientos quedaron ella, su hijo, su bastón, la vejez, la juventud, el temblor y la seguridad también.
Sin dudas la vida se parece mucho a una rueda, y en cada tramo de su recorrido, estoy segura, no hay otro impulso para hacerla rodar que el amor.
Dr. Nicolás Ghiano
Mayor Salud
Centros Médicos
Villa Urquiza, CABA.

Así como el niño posee un especialista dedicado a su situación especial (pediatra) el adulto mayor también tiene un especialista acorde a su edad (geriatra).Mayor Salud Consultorios Médicos info@mayorsalud.com.ar 
Teléfono gratuito para turnos: 0800-888-5538

jueves, 4 de septiembre de 2014

La historia de Anselmo, insuficiencia cardíaca.

Doctor, no doy más, se me hinchan las piernas, me falta el aire y me levanto muchas veces por la noche a hacer pis. Ya no estoy descansando bien. Estos son los síntomas que presentó Anselmo en la última consulta.
Le comento que todo lo que me cuenta son síntomas de insuficiencia cardíaca. 
Sí, el corazón no alcanza a bombear la cantidad de líquido (sangre) que debe y por lo tanto el remanente va a las zonas de declive. 
Imaginen un sube y baja. Cuando se pone vertical el líquido se va a los pies. Cuando se pone horizontal el líquido va hacia los riñones y pulmones. 
El corazón funciona mucho mejor cuanto menos líquido (sangre) deba mover. Anselmo amanecía con las piernas deshinchadas y anochecía con las piernas como macetas. Durante toda la noche debía levantarse a hacer pis y además cuando se acostaba le faltaba el aire y por lo tanto debía dormir con 3 o 4 almohadas. 
Insuficiencia de que??? De poder mover sangre de una parte a otra del cuerpo.
Este trastorno tiene muchas causas médicas pero todas ellas determinan en definitiva que el músculo cardíaco no se contrae como debería o se encuentra muy dilatado (corazón en botellón) y por lo tanto su contractilidad está comprometida.
El tratamiento consiste en indicar diuréticos para sacar líquido del cuerpo. Evitar la ingestión de SAL que causa el efecto contrario al diurético (retiene agua) y en ocasiones se dan medicamentos que aumentan la fuerza de contracción del músculo cardíaco. 
Anselmo anduvo muy bien con los diuréticos y aunque costó bastante redujo la ingesta de sal. 
Aquí un vídeo que explica mucho mejor el funcionamiento del corazón: 

Dr. Nicolás Ghiano
Mayor Salud
Centros Médicos
Villa Urquiza, CABA.

Así como el niño posee un especialista dedicado a su situación especial (pediatra) el adulto mayor también tiene un especialista acorde a su edad (geriatra).Mayor Salud Consultorios Médicos info@mayorsalud.com.ar 
Teléfono gratuito para turnos: 0800-888-5538



viernes, 22 de agosto de 2014

Vacunación Antigripal y Antineumococo en el Adulto Mayor

Debo admitir que en este tema los pediatras nos han enseñado mucho y sinceramente se han ganado el respeto y admiración de la comunidad médica por enseñar a los padres que hay que vacunar a sus hijos. ¿O acaso alguien que está leyendo esta nota duda de que hay que vacunar a los niños?
No cabe duda, ¿No?
Bien. Ahora, porqué en los mayores de 65 años es tan difícil decirles LO MISMO? ¿Porqué no cumplen con la vacunación que les corresponde y de hecho son totalmente gratuitas?

En el consultorio escucho historias como ésta:
- Doctor, no me vacuno porque el año pasado me vacuné contra la gripe y después me resfrié.
Yo les contesto, claro! si la gripe y el resfrío son dos enfermedades diferentes! es como si usted pretendiera vacunarse contra el alzheimer y luego de contraer párkinson le echa la culpa a la vacuna de que no lo ha protegido!.
La vacuna para la gripe protege de 3 o 4 cepas de virus los cuales son potencialmente MORTALES para el adulto mayor, fundamentalmente aquel que tiene enfermedades debilitantes. Se coloca todos los años entre los meses de marzo - mayo y las cepas provienen de los virus predominantes en el hemisferio norte; luego en nuestra primavera les devolvemos el favor desde el hemisferio sur con las vacunas de los nuevos virus prevalentes.
Pero hay un tema; existen cerca de 170 cepas de virus de la gripe dando vueltas por el mundo, pero estos últimos no son mortales.
POR LO TANTO es lógico que se vacune y se resfríe o se engripe. Lo que NO sucederá gracias a la vacuna es que usted NO va a terminar en terapia intensiva... o peor.
La vacuna Antineumococo (para la neumonía) es SOLAMENTE para el germen mas común que produce la neumonía, el neumococo. Esta vacuna se coloca cada 5 años y lógicamente también puede usted tener una neumonía por una bacteria que NO SEA neumococo, aunque esto es mucho menos frecuente.
Es muy importante explicar esto al gran público en general ya que lo repito una y otra vez en la consulta cada vez que el tema surge.
Por favor, a los adultos mayores, como a los niños, HAY QUE VACUNAR.
Prevengamos enfermedades potencialmente graves y mortales.

Dr. Nicolás Ghiano
Mayor Salud
Centros Médicos
Villa Urquiza, CABA.

Así como el niño posee un especialista dedicado a su situación especial (pediatra) el adulto mayor también tiene un especialista acorde a su edad (geriatra).Mayor Salud Consultorios Médicos info@mayorsalud.com.ar 
Teléfono gratuito para turnos: 0800-888-5538

jueves, 14 de agosto de 2014

Sígueme en Twitter y enterate de nuevas notas de este blog en @drghiano


Incontinencia Urinaria, una enfermedad que es muy frecuente pero que no se consulta por vergüenza

Si; es una enfermedad.
No es algo que los adultos mayores tienen que padecer.

Muchas veces escuché de pacientes y colegas que es lógico y esperable que un paciente (mas precisamente UNA paciente) padezca incontinencia urinaria. Ya que si es viejita algo de incontinencia va a tener.
Vaya y compre pañales para adultos, señora; le sugieren familiares y colegas a la padeciente (léase, la que padece). Y la paciente se hunde en la mayor vergüenza de su vida. Tener que ir a la farmacia a comprar pañales para adultos, cuando esta es una enfermedad perfectamente tratable y hasta curable.

De estos temas hablo cuando intento comunicar que los médicos especialistas en adultos mayores somos una especialidad a parte. Y que el adulto mayor tiene una sintomatología completamente diferente al adulto joven y sobre todo gran timidez para comunicar a otra persona estas cosas. Por lo que en la consulta soy YO quien le pregunta directamente sobre la incontinencia. No espero que el tema "surja solo", hay que romper el hielo. Haga un ejercicio de memoria y trate de recordar si algún médico le preguntó directamente este padecimiento sin que usted se lo mencionara. Ninguno, no?

LA INCONTINENCIA URINARIA ES UNA ENFERMEDAD, cuando muchos la consideran propio de la edad.
No voy a entrar en detalles técnicos del tipo de incontinencia ya que es propio del terreno médico y este blog está dedicado al público en general.
Lo que le puedo decir es que hoy en día hay medicamentos perfectamente útiles que solucionan completamente este padecimiento fortaleciendo el músculo detrusor (es la válvula que abre y cierra la salida de la orina). También existen ejercicios, desde hace muchos años que ayudan a contener.
En caso de padecer prolapso uterino, la colocación de un pesario (sin operación) o la histerectomía solucionarán el problema. Así mismo una revisión exhaustiva de la medicación puede ayudar a paliar los síntomas.

Lo importante es que recuerde que la incontinencia urinaria ES una enfermedad y NO debe acostumbrarse a vivir con ella.
Dr. Nicolás Ghiano
Mayor Salud
Centros Médicos
Villa Urquiza, CABA.

Así como el niño posee un especialista dedicado a su situación especial (pediatra) el adulto mayor también tiene un especialista acorde a su edad (geriatra).Mayor Salud Consultorios Médicos info@mayorsalud.com.ar 
Teléfono gratuito para turnos: 0800-888-5538

martes, 5 de agosto de 2014

Mareos, la consulta frecuente de Eleonora

Nuevamente Eleonora en el consultorio, con cara de desilusión y cansancio me comenta:
..."El medicamento no funcionó, sigo mareada, no aguanto mas esta situación"...
Te comprendo, le digo, hace tiempo que venimos batallando con tus mareos y no estamos llegando a buen puerto, vamos a buscar otras causas no usuales de mareos.
Primero, lo que hay que definir es:  Que es el mareo?
- El mareo es una sensación de inestabilidad provocada por la diferencia de información de entrada a nuestro cerebro de tres sistemas a saber:
1) El sistema del equilibrio del oído interno: en ambos oídos tenemos receptores de movimiento que son como unos pequeños pelitos con unas piedritas en la punta que se mueven según los movimientos de la cabeza con respecto a la gravedad terrestre. Este sistema se endurece (sí, leyó bien) estos pelitos se ponen rígidos con la edad, entonces tardan mas tiempo en acomodarse en la nueva posición. No le ha pasado que cuando se levanta muy rápido de la cama o una silla, siente un leve mareo por un momento y luego se va? Bueno ese tiempo de mareo es lo que tardan esos pelitos en acomodarse a la nueva posición.
2) La visión: Le dice a nuestro cerebro cómo se encuentra ubicado nuestro cuerpo con respecto al horizonte. Si no lo cree, mire la foto de esta publicación a los ojos y después me cuenta.
3) El sistema propioceptivo, es el sistema que recopila la información que viene desde las piernas y puede determinar (si cerramos los ojos) como se encuentra nuestro cuerpo con respecto al espacio (sabemos si estamos de pié, sentados o acostados).

Mientras los tres sistemas le entregan al cerebro la misma información, esta es coherente y el cerebro no sufre de mareos. EL PROBLEMA VIENE CUANDO ESTA INFORMACIÓN DIFIERE EN ALGUNO DE LOS TRES SISTEMAS ANTES MENCIONADOS.
Cuando el cerebro tiene información distinta no sabe a quien hacerle caso, por lo tanto las órdenes del cerebro son acomodar el cuerpo con respecto a cada uno de estos datos. El problema es que cuando se acomoda con un sistema, se desacomoda de los otros dos. Entonces vuelve a acomodarse con el primero y así sucesivamente. Esta acomodación permanente produce el mareo.
La medicación habitual para los mareos (dramamine o cualquiera de sus derivados) adormece o enlentece la trasmisión del sistema del equilibrio del oído interno (los pelitos y piedritas). De esta forma suprime la información de uno de los sistemas y el cerebro se acomoda al siguiente sin tener contradicciones.
Eleonora no solo tiene problemas en el primer sistema, sino que también tiene cataratas, artrosis cervical y ya que está también tiene diabetes tipo II.
El tratamiento de Eleonora se basó en el estudio integral del mareo, además de tomar dramamine se operó de cataratas, hizo kinesiología cervical y por supuesto un tratamiento para la diabetes en nuestro Centro Médico.
No fue fácil, pero al cabo de 3 meses Eleonora sólo vino a saludarme y a decirme que había recuperado su calidad de vida. Ahora tiene ganas de salir, hacer su vida normal.
Le agradecí por su paciencia y por confiar en el tratamiento médico sin desmoralizarse.

Dr. Nicolás Ghiano
Mayor Salud, Centros Médicos.
El adulto mayor posee patologías que le son propias, con síntomas distintos a los adultos jóvenes, es por eso que así como el niño tiene un especialista médico dedicado (pediatra) el adulto mayor tiene al geriatra.



lunes, 14 de julio de 2014

Elena y su constipación, el trauma del adulto mayor

Muchas veces en el consultorio me preguntan acerca de esta afección. Esta vez fue el turno de Elena quien me inspiró para escribir estas líneas.
Realmente es algo que trauma a los adultos mayores ya que piensan que deben ir de cuerpo DIARIAMENTE. Les comento que esto NO es así.
Lo primero y mas importante que les pregunto cuando me refieren este problema es: ¿Qué es lo que come normalmente? Las respuestas son muy variadas pero casi todos los adultos mayores coinciden en la cena....
Un té con unas galletitas.
Mi siguiente pregunta los deja desorientados: ¿Cree usted que con un té y unas galletitas su intestino se llena?
Normalmente razonan y me dicen que no. Y esto es lo que trato de explicarles: SI NO ENTRA NADA, NO SALE NADA.
El tránsito intestinal normal es variable según cada individuo, hay gente que va todos los días y otra cada cinco días. No obstante el promedio general es de tres días.
Es muy importante que el adulto mayor comprenda esta situación ya que con ello evitaremos la automedicación con laxantes.
El laxante es un medicamento activo (generalmente picosulfato de sodio o fibra) que aumenta el movimiento del intestino (peristaltismo) o absorbe agua hacia la luz intestinal para ablandar la materia fecal. En general quien se acostumbra a su uso no vuelve hacia atrás. Esto causa una serie de trastornos como son: dolores abdominales cólicos, episodios de diarrea - constipación, colon irritable hasta la deshidratación y desnutrición por pérdida de agua y nutrientes respectivamente.
A esto también se suma la INMOVILIDAD del paciente adulto mayor. Cabe destacar que si el paciente se queda quieto su intestino TAMBIEN lo hace.
Comentario: 
Si alguien posee constipación:
1) Debe saber que es normal ir cada 3 días en promedio.
2) Debe alimentarse bien, hacer las comidas completas, agregar alimentos con fibras (cereales, frutas y verduras) y AGUA!!! (los adultos mayores no suelen tomar todo el líquido que necesitan. Para un paciente de 70 kg por lo menos debe tomar 2 litros de líquidos por día.
3) Treinta minutos de caminata por día no solo ayudan a mover el intestino, también baja el colesterol, la presión arterial, mejora la artrosis, disminuye el azúcar en sangre, despeja la mente y provoca sensación de bienestar físico.
4) El uso de laxantes está reservado al médico tratante (no deberían ser venta libre; por lo menos para los adultos mayores).

Así como el niño posee un especialista dedicado a su situación especial (pediatra) el adulto mayor también tiene un especialista acorde a su edad (geriatra).Mayor Salud Consultorios Médicos info@mayorsalud.com.ar 
Teléfono gratuito para turnos: 0800-888-5538