Accede a nuestra página web

Accede a nuestra página web
Mayor Salud

domingo, 25 de abril de 2010

BURN-OUT O SÍNDROME DEL CUIDADOR QUEMADO.

Este síndrome fue primeramente descrito en Estados Unidos en 1974. Consiste en un profundo desgaste emocional y físico que experimenta la persona que convive y cuida a un enfermo crónico incurable tal como el enfermo de Alzheimer. El cuidador que puede sufrirlo es aquel que llega a dedicarle casi todo su tiempo (incluso dejando de trabajar para cuidarle), generalmente en solitario (aunque haya otros familiares que suelen "lavarse las manos" y mantenerse en la periferia), durante ya muchos años y con estrategias pasivas e inadecuadas de resolución de problemas.

Se considera producido por el estrés continuado de tipo crónico (no el de tipo agudo de una situación puntual) en un batallar diario contra la enfermedad con tareas monótonas y repetitivas, con sensación de falta de control sobre el resultado final de esta labor, y que puede agotar las reservas psicofísicas del cuidador.

Incluye desarrollar actitudes y sentimientos negativos hacia los enfermos a los que se cuida, desmotivación, depresiòn-angustia, trastornos psicosomáticos, fatiga y agotamiento no ligado al esfuerzo, irritabilidad, despersonalización y deshumanización, comportamientos esterotipados con ineficiencia en resolver los problemas reales, agobio continuado con sentimientos de ser desbordado por la situación.

CUIDAR AL CUIDADOR.

Se pueden hacer una serie de propuestas útiles a la hora de desarrollar programas institucionales para “cuidar al cuidador” con el objetivo que su calidad de vida no se deteriore en demasía según el modelo integral bio-psico-social:

  1. El primer paso de todo programa de ayuda consiste en que el cuidador del paciente de Alzheimer reconozca que necesita ayuda, y que ello no le distraerá de su labor de cuidar sino que le hará más eficaz. En todo caso el disimulo de lo que le puede estar ocurriendo a sí mismo no mejorará la situación personal.
  2. Aceptar que estas reacciones de agotamiento son frecuentes e incluso y previsibles en un cuidador. Son reacciones normales ante una situación “límite”, pero que necesitan apoyo.
  3. No olvidarse de sí mismo, poniéndose siempre en segundo lugar. El "autosacrificio total" no tiene sentido.
  4. Pedir ayuda personal al detectar estos signos, no ocultarlos por miedo a asumir que "se está al límite de sus fuerzas" ni tampoco por culpa de no ser un super-cuidador.
  5. No temer acudir a un profesional (psiquiatra o psicólogo) y a grupos de auto-ayuda (GAMA) de asociaciones de afectados por la enfermedad de Alzheimer que resultan ser muy eficaces.
  6. Aprender técnicas de relajación psicofísica (Jacobson, Schultz), visualización distractiva, Yoga, etc.
  7. Solicitar información y formación adecuada sobre aspectos médicos de la enfermedad (evolución futura, previsión de complicaciones, medicación) y conocimientos prácticos para enfrentar los problemas derivados tales como nutrición, higiene, adaptación del hogar, movilizaciones del paciente, etc. Todo ello incrementa el sentimiento de control y de eficacia personal.
  8. Marcarse objetivos reales, a corto plazo y factibles en las tareas del cuidar. No mantener expectativas irreales ("El enfermo no va a empeorar mas de lo que está"), ni tampoco ideas omnipotentes sobre uno ("Voy a solucionar todos los problemas yo sólo").
  9. Ser capaz de delegar tareas en otros familiares o personal contratado (sanitario o del hogar). No creerse imprescindible.
  10. Mantenerse automotivado a largo plazo, auto reforzarse en los éxitos, felicitándose a sí mismo por todo lo bueno que va haciendo.
  11. No fijarse sólo en las deficiencias y fallos que se tengan.
  12. Cuidar especialmente los propios descansos y la propia alimentación: parar 10 minutos cada dos horas, dormir las horas suficientes y mantener una dieta adecuada.
  13. Tomarse también cada día una hora para realizar los asuntos propios. Asimismo permitirse un merecido descanso diario o semanal, fuera del contacto directo con el enfermo.
  14. Si se puede, realizar ejercicio físico todos los días, ya que elimina toxinas corporales y despeja la mente.
  15. Evitar el aislamiento: obligarse a mantener el contacto con amigos y otros familiares. Salir de la casa con otras personas, no quedarse "enclaustrado". Los vínculos afectivos cálidos amortiguan el estrés.
  16. Saber poner límite a las demandas excesivas del paciente; hay que saber decir NO, sin sentirse culpable por ello.
  17. Expresar abiertamente a otros las frustraciones, temores o propios resentimientos, es un escape emocional siempre beneficioso.
  18. Planificar las actividades de la semana y del día. Establecer prioridades de tareas, diferenciando lo urgente de lo importante. Decidir qué cosas no va a poder realizarlas con bastante probabilidad. La falta de tiempo es una de las primeras causas de agobio.
  19. Promocionar la independencia del paciente. No debe realizar el cuidador lo que el enfermo pueda hacer por sí mismo, aunque lo haga lento o mal.
  20. Usar Centros de día, Residencias de respiro temporal, o Personal contratado de asistencia domiciliaria.


7 comentarios:

  1. yo cuido a mi papa de 78 anos y se me ha hecho dificil porque no duerme mas que 5 o 6 horas y aunque toma medicamentos para dormir no le surten efecto y eso me afecta ya que yo trabajo es dificil no saber cuanto tiempo va a durar esto y no saber si voy a aguantar

    ResponderEliminar
  2. Hola, estamos en un caso parecido. Mi padre (83)presenta cambios conductuales bruscos, falta de sueño, delirios, mitomanía y agresividad hacia todos.
    Está con tratamiento por problemas respiratorios y se niega a tomar los medicamentos o a ver a un médico geriatra.
    ¿Qué podemos hacer?

    ResponderEliminar
  3. Tu padre debe ser evaluado en domicilio ya que no quiere ir a un médico. De esta forma se determinará el tipo de demencia que posee y la medicación correspondiente.
    Atte.
    Dr. Nicolas Ghiano.

    ResponderEliminar
  4. Dr., Nicholas. Mis padres ha adquirido la demencia senil. No se cual fue la causa pero la verdad que es algo muy estrés antes para nosotros .. Somos 4 hermanos. Tres o vivimos con ellos solo mi hermana y hace un mes a mi papa le dio un derrame silencioso y de allí en adelante no hemos tenido momentos de tranquilidad. Especialmente que mi madre se ha emperorado al punto que no quiere que nadie la cuide. La persona que los cuida de día esta por irse m ya que mi mama la larga de la casa y no quiere ni verla....obviamente nosotros les hemos dicho que no hay otra opción. En cambio mi papa esta agusto con la empleada ... Que podemos hacer para que no ande tan enojada ,,,ya que todo el día mi mama esta enojada con la Sra. Y comienza a inventar que le roba, que le grita etc etc,,pero no es verdad. Que podemos hacer?

    ResponderEliminar
  5. Doris,
    Te escribo desde USA. Mi madre padece demensia senil por microinfartos cerebrales. Entiendo bien lo que estas padeciendo con tus padres.

    En mi propia experiencia es que la enfermedad empeora en lugar de mejorar y por eso quienes tienen que estar preparados para afrontarla somos NOSOTROS (los hijos, los que estamos bien, los que no estamos afectados mentalmente).

    Por fortuna el medico de mi madre nos ha hecho entender, que NO ES CULPA DE NUESTRA MADRE EL ACTUAR ASI, sino de la misma infermedad. El cancer provoca vomitos; la demencia provoca ira, cambios conductuales que dañan la relacion familiar, etc. En ninguno de los dos casos tiene culpa el paciente, sino la enfermedad.

    Nosotros hemos tratado de darle la mejor calidad de vida posible a mi madre, quien en la mayor parte de los casos la rechaza bruscamente. De igual forma se tiene incomoda con cualquier persona que le asista. Asi que no nos queda mas que ser pacientes y ayudarla de la misma forma que ella lo hizo por nosotros cuando niños.

    Mis mejores deseos en esta tarea tan dificil e incomprendida que comparto contigo y tu familia.

    EliZelaya elizelayahn@yahoo.com


    ResponderEliminar
  6. Esta enfermedad es la peor....yo cuido en mi casa a 2 personas cn esta enfermedad no son familiares pero en su abandono fueron a parar en mi hogar desde q estan mi vida dejo de ser mia su enfermedad esta muy avanzada no pueden comprender nada su agrecividad es increible no se q hacer les tengo mucha lastima pues entiendo q todo es x causa de ka enfermedad pero yo deje de ser la misma ahora soy una persona anciosa sin deseos de nada mi matrimonio se va al piso ya no hay comunicacion debido a q todo el tiempo es dedicado a ellas. Estoy todo el tiempo nerviosa de mal humor no me da apetito hay dias q no tengo animos ni de asiarme siento q me perdi en el camino perdi mis sueños mis metas mi familia perdi mi propia vida x personas q no son ni mi sangre he pensado en entregarlas en algun lugar de personas indijentes pero me ataca la culpa pensando en q tambien las abandonare y no puedo tomar esa desicion ya no se q hacer siento q muero en vida....ALGUIEN Q ME AYUDE X FAVOR Q PUEDO HACER NO QUIERO SENTIRME CULPABLE

    ResponderEliminar
  7. cuido a mi madre desde hace cinco años, es increible ver como esta enfermedad la ha cambiado. yo me siento my mal y me siento mala e ingrata, a pesar de que la amo, me siento incapaz de ayudarla. he llegado a pensar en acabar conmigo pues me desespero tanto que no se como calmarla y yo cada dia estoy mas desesperada

    ResponderEliminar